Básquet: San Lorenzo es el nuevo campeón de América

Derrotó 79-71 a Mogi das Cruzes (Brasil).

El básquetbol argentino vuelve a tener al campeón continental de clubes. Con cierto sufrimiento luego de un mal arranque y tras desperdiciar 15 puntos de ventaja en el tercer cuarto, San Lorenzo apretó el acelerador en el final y se sacó las ganas de ser el campeón de la Liga de las Américas.

Al vencer 79-71 a Mogi das Cruzes (Brasil) en Boedo, se convirtió en el tercer equipo argentino en ganar esta competencia: Peñarol festejó en 2008 en Mexicali y en 2010 en Mar del Plata, y en 2011 lo hizo Regatas Corrientes en Xalapa. Anoche, tras una sequía de seis años, la copa volvió al país. Al barrio del bicampeón de la Liga Nacional.

Vaya si tuvo que trabajar San Lorenzo para llevarse el primer tiempo por 40-38. Demasiado debió cambiar, sobre todo defensivamente, luego del penoso comienzo, cuando Mogi castigó con creces la pasividad local y llenó el aro de triples para adelantarse 20-38 a 3m41 del cierre del cuarto, sobre todo gracias a la puntería de Larry Taylor y de Jimmy Oliveira.

San Lorenzo era Deportivo Deck, no jugaba sus sistemas y apostaba al uno contra uno, mientras que el equipo brasileño intentaba cortarle la participación a Aguirre. Por eso el 20-25 del cuarto fue una buena noticia para el local.

Defendió bien San Lorenzo en el segundo cuarto y obligó a posesiones largas del rival, que no tuvo la efectividad a distancia del primero. Y además Mogi tuvo problemas con la rotación del base, porque Lersch no es Taylor (16 tantos en el primer tiempo). Encima el local se pasó mejor la pelota y eso le redituó un parcial de 20-13. Deck se fue al descanso con 15 puntos (5-9 dobles y 5-5 libres) y 7 rebotes, Safar con 8 (2-3 triples) y Aguirre con 7 y 5 rebotes.

Los de Boedo suelen demoler en los terceros cuartos y todo comenzó de esa manera, porque un goleo repartido llevó a una máxima ventaja de 15 puntos (57-42) a 4m10 del cierre del parcial. Era todo jolgorio en Boedo… pero el local se quedó y llegó al último cuarto 59-50.

Una preocupante sequía de San Lorenzo agrandó a Mogi a pura guapeada y así pasó al frente 62-61 en el medio del parcial. Pero entonces se afianzó la defensa, gravitaron Aguirre, Deck (Jugador Más Valioso), Mata y Calfani, y poco a poco se le cerró el aro al visitante para que aumente la ventaja del local. Los hinchas, que se habían apagado por la remontada brasileña, entonces sí desataron la locura azulgrana en Boedo.

Con el título de San Lorenzo, el básquetbol pisa fuerte en América. Y eso ya es motivo de festejo.

Fuente: Clarín

Agregar Comentario