Ante España: Messi quiere jugar más allá de la sobrecarga de partidos en la temporada.

En principio juega. El domingo se entrenó con normalidad y los estudios que le hicieron no detectaron ninguna lesión. Arrastra una cantidad enorme de partidos en la temporada (43 con el Barcelona) y la fatiga muscular lo dejó fuera del partido con Italia en Manchester.

Messi quiere jugar y es él quien decide. Falta un entrenamiento para confirmar su presencia. Si no pasa nada raro estará el martes en el Wanda Metropolitano.

Sampaoli y su cuerpo técnico creen que Leo será parte del equipo y sus dudas pasan por otro lado. Pero son pocas. Deberán decidir si sigue Nicolas Tagliafico en el lateral izquierdo o si ingresa Marcos Acuña. Ninguno de los dos se juega el puesto, sin embargo. Ya están en la lista.

La otra incógnita es Manuel Lanzini. El volante del West Ham es una de las grandes apuestas de Sampaoli, que quiere darle más rodaje.

Agregar Comentario