Ante la muerte de otra trabajadora del hospital provincial de Carmen de Areco

Hospital sub zonal Nuestra Señora del Carmen

Hospital sub zonal Nuestra Señora del Carmen

En nombre y representación de la Asociación de Trabajadores del Estado, Seccional Bahía Blanca, queremos hacer llegar las palabras vertidas por nuestro compañero Orestes Galeano, en consonancia por el fallecimiento de otra compañera trabajadora del hospital provincial de la ciudad de Carmen de Areco.

 

LA FALTA DE PREVENCION NO ES UNA DESGRACIA
La falta de prevención en todo el sistema público y privado de atención sanitaria es la que se llevo las vidas de ANDREA GORDILLO y MARGARITA VELIZ, enfermeras de profesión y de vocación, trabajadoras del hospital Nuestra señora del Carmen (hospital provincial del distrito Carmen de Areco).

Parafraseando a Ramón Carrillo echarle la culpa a virus y bacterias es pretender ocultar las malas condiciones de trabajo y un medio ambiente laboral que enferma a los trabajadores de la salud, fruto de los bajos presupuestos, de los negocios de la enfermedad, de que los seres humanos que trabajan en el sistema sean considerados RECURSOS HUMANOS de bajo costo.

Pero lamentablemente estas no son las únicas victimas, son solo las que han tomado estado publico por la reacción de los trabajadores del hospital, de ATE y los vecinos de Carmen de Areco, ante la incapacidad e insensatez de los directivos del hospital que miraban para otro lado, cuando diversos pacientes y trabajadoras ligadas a la terapia intensiva enfermaban o se complicaban sus estados de salud por enfermedades respiratorias.

En el promedio mundial las enfermedades transmisibles son culpables del 17% de las muertes vinculadas a causas de origen laboral, en el mundo mueren al año alrededor de 2.200.000 trabajadores (fuente OIT) de los que mas de 7000 corresponden a nuestro país, mas de 1200 trabajadores mueren victimas de enfermedades transmisibles en el hecho o por el trabajo, situación que por supuesto es prevenible y evitable, pese a la falta de estadísticas serias que reflejen esta realidad podemos inferir desde la deducción y el sentido común que una parte importante de estas victimas corresponden al sistema sanitario público y privado.

Sin participación protagónica de los trabajadores y sin inversión real (no abonando el sistema de negocios de la enfermedad) no hay prevención real, es indispensable terminar con el negocio de las ARTs (DEROGANDO LA LEY 24557 Y APROBAR LA PROPUESTA DE CTA), constituir comités mixtos, elegir delegados de prevención y establecer un sistema de remuneración digno que evite el pluriempleo de los trabajadores del sistema sanitario argentino.

LA MUERTE POR EL TRABAJO ES UN CRIMEN, CON VICTIMAS Y VICTIMARIOS

Orestes Beto Galeano
Director Nacional Dpto. Condiciones y medio ambiente de trabajo
ASOCIACION TRABAJADORES DEL ESTADO Consejo Directivo Nacional

Agregar Comentario