Prisión preventiva para Heit y Olivera

La Justicia bahiense dictó anoche la prisión preventiva contra la periodista Estefanía Heit y su esposo Jesús María Olivera, acusados de haber mantenido cautiva durante tres meses a Sonia Molina en su casa de Coronel Suárez.

La jueza Susana Calcinelli del Juzgado de Garantías 1 resolvió dictar la prisión preventiva para la mujer de 29 años, por los delitos de “reducción a la servidumbre en concurso ideal con lesiones graves en concurso real con estafas reiteradas”. En tanto que para su marido, de 28 años, tomó la misma decisión, por los delitos de “reducción a la servidumbre en concurso ideal con lesiones graves en concurso real con abuso sexual con acceso carnal y estafas reiteradas”.

Fuentes judiciales señalaron a la agencia Télam que Calcinelli firmó la medida anoche pasadas las 21 horas en una extensa resolución de 136 carillas.

Días atrás, la fiscal María Marta Corrado, había solicitado la prisión preventiva para los acusados por “tentativa de homicidio, privación ilegal de la libertad coactiva y abuso sexual”.

Ayer, la jueza modificó en parte el pedido de la abogada: los voceros señalaron que el magistrado, luego de analizar la causa, “descartó los agravantes para Olivera en el abuso sexual con acceso carnal mientras que para la periodista no le imputó participación en el abuso sexual”.

La fiscal había explicado en el pedido ante el juez y como principales elementos de prueba contra Heit y Olivera “la declaración de Molina, los videos existentes, los boletos de compraventa de los bienes (de la mujer) y los emails enviados entre la víctima y los imputados, que prueban su captación”. Y tuvo en cuenta el estado “deplorable” en que Molina se encontraba cuando logró escapar de la casa del matrimonio, donde llegó a pesar 45 kilos, y las quemaduras y lesiones con elementos punzantes que le infringieron durante el cautiverio.

También que en su declaración Molina contó que Olivera abusaba de ella mientras Heit la grababa y que amenazaba con violar a su hija de 10 años, que había quedado al cuidado de su familia en Río Colorado, en Río Negro, tras ser captada por la pareja. (Fuente: diario La Nación)

Agregar Comentario