Preocupa al Colegio de Abogados de Bahía Blanca la exposición de los abogados en los medios

cabbEl Consejo Directivo del Colegio de Abogados de Bahía Blanca, manifestó en su página web la preocupación que causa “la reiterada y cada vez más frecuente, exposición de los abogados en los medios, ventilando asuntos que tramitan, divulgando sus entretelones, alegando sobre las pruebas agregadas al expediente y, cuando no, vituperando las decisiones judiciales recaídas”.

Entre sus reflexiones indica que “no es apropiado que los abogados ventilen en los medios los avatares de los asuntos en los que intervienen”.

En el ámbito bonaerense, la actividad se encuentra expresamente vedada por las Normas de Ética Profesional para Abogados de la Provincia de Buenos Aires que, en su artículo 18º, referido a la publicidad, prescriben: “El abogado debe reducir su publicidad a avisar la dirección de su Estudio, sus nombres, títulos científicos y horas de atención al público. No debe publicar ni inducir a que se hagan públicas noticias o comentarios vinculados a los asuntos en que intervenga, a la manera de conducirlos, la importancia de los intereses comprometidos y cualquier ponderación de sí mismo. Debe abstenerse de publicar escritos judiciales o las discusiones mantenidas con relación a los mismos asuntos…”.

También mencionan que “la actividad resulta violatoria de la ley vigente y, como tal, susceptible de sanción disciplinaria, al menos en el ámbito provincial referido”.

“Pero, en realidad, nos estamos refiriendo a la práctica generalizada de exposición de los profesionales de la abogacía en los medios con la finalidad de debatir o exponer detalles de los asuntos que se procuran” explica.

Agrega también que “si bien no resulta inapropiado que el abogado, al igual que cualquier otro profesional, anuncie sus servicios o informe al público acerca de sus títulos o de los asuntos que atienda especialmente, tal difusión debe resultar ajustada a la ley vigente y ser compatible con el recato y la mesura que deben caracterizar el ejercicio de la profesión”.

Para finalizar señala que “La actividad que desaprobamos, que consiste en la exposición en los medios de los asuntos a cargo del abogado no resulta ajustada a las normas que regulan la profesión de abogado ni tampoco a la sobriedad que debe gobernar la actividad profesional”.

Agregar Comentario