Nuevo escándalo en puerta: las viandas de Lliteras

Escanadalo Lliteras Pelícano

Hace unos días, concejales de Integración Ciudadana plantearon una serie de dudas en torno a las compras realizadas por la Municipalidad a un restaurante del hermano del secretario de Gobierno Fabián Lliteras.

Según Integración Ciudadana, se realizaron contrataciones directas al comercio “Pelícano”, propiedad de Adrián Lliteras, por algo más de $30 mil, y en concursos de precios por unos $150 mil.

Informaron también que existen cuatro órdenes de compra correspondientes al ejercicio 2011, de las cuales una corresponde a la Secretaría de Gobierno.

En tal sentido, preguntaron si en este último caso no existió “incompatibilidad ética”.

 

Bevilacqua ejemplar

Una vez más, el intendente interino Gustavo Bevilacqua, muestra que no tiene pruritos en destapar la olla que sea y exigir a sus funcionarios una transparencia y una ética acorde a los puestos que ocupan, sin importar si son empleado heredados de Breitenstein, o colocados a dedo por su padrino político (Dámaso Larraburu).

“Estoy en Buenos Aires y no estoy muy al tanto de los hechos; igualmente me comuniqué con él y le pedí que lleve toda la documentación al Concejo”, sostuvo Bevilacqua en diálogo con el programa radial Frente a Cano.

Y agregó: “le dije que no se hiciera problemas si no tenía nada que ver; aunque si está involucrado en el caso, deberá hacerse responsable”.

Agregar Comentario