Diputados debatirá al fin Financiamiento Productivo y, si hay quórum, tarifas

Volverá a sesionar este miércoles la Cámara de Diputados con un tema omnipresente: tarifas. Pasa que la oposición insistirá por tercera semana consecutiva sobre el tema, aunque en esta oportunidad la cuestión quedará relegada al final de la lista.

Así las cosas, la tercera será la vencida para el proyecto de Financiamiento Productivo, que el oficialismo esperaba tratar el 18 de abril pasado, fecha de su primera postergación. En esa oportunidad, la oposición pidió una sesión especial que no tuvo quórum, pero se extendió en el tiempo como una suerte de catarsis. Al cabo, no había ambiente para la sesión ordinaria prevista, que terminó siendo levantada. El miércoles 25 volvió a ser puesto en temario el proyecto que reforma el Mercado de Capitales, pero nuevamente tuvo que ser levantado al extenderse la sesión especial en la que se iba a tratar el proyecto de Financiamiento Productivo, por la hora avanzada y sobre todo la posibilidad de que la oposición insistiese con la derogación del megadecreto de modernización del Estado.

Pero este miércoles sí se espera que sea tratado, en el marco de la sesión pedida por el oficialismo el jueves pasado, en la que además se tratará de sancionar la nueva Ley de Defensa de la Competencia. Será a partir de las 10.30, y ya no será una sesión ordinaria, para evitar “sorpresas” de la oposición. El temario establecido en la convocatoria que lleva las firmas de los jefes del Pro, Nicolás Massot; de la UCR, Mario Negri; y Juan Manuel López por la Coalición Cívica, además de Silvia Lospennato, Josefina Mendoza, Gustavo Menna, Fabio Quetglas, Miguel Bazze, Luis Borsani y Facundo Suárez Lastra, incluye además de un protocolo de enmienda a un convenio suscrito con Brasil contra la doble imposición.

El proyecto de Financiamiento Productivo, que el oficialismo espera convertir en ley este miércoles, apunta a generar instrumentos para facilitar a las pymes el acceso al crédito, entre otros objetivos. La nueva Ley de Defensa de la Competencia busca combatir la cartelización, endureciendo las sanciones contra las conductas monopólicas y creando nuevos organismos para garantizar ese cometido.

Dado que el proyecto recibió cambios en el Senado, tendrá dictamen exprés este martes, en un plenario de las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio, Legislación Penal y Presupuesto de Diputados.

La oposición, por su parte, irá luego por los proyectos “anti-tarifazos”. Para eso pidieron el interbloque Argentina Federal y el Frente Renovador, junto al Movimiento Evita, una sesión especial para las 12, que en realidad se hará más tarde, inmediatamente después de concluida la sesión pedida por el oficialismo, que dadas las circunstancias entonces tendrá una inusual rapidez, según se espera.

La oposición hace caso omiso así a las críticas que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, le dedicó a la oposición en general y al proyecto que ya cuenta con dictamen en particular, y así convocó a sesionar a través de un pedido que reunió las firmas de los jefes del Frente Renovador, Gracias Camaño, y de Argentina Federal, Pablo Kosiner, además de los massistas Felipe Solá, Marco Lavagna, Alejandro Grandinetti y Marcela Passo; los justicialistas Diego Bossio, Pablo Yedlin y Sergio Ziliotto; y Araceli Ferreyra (Movimiento Evita).

Pero como prenda de “racionalidad”, en su temario propio incluyeron el proyecto de Ley de Financiamiento Productivo, por lo que ese debate está garantizado.

Por eso, una vez que esos proyectos estén votados será el turno de la convocatoria de la oposición, que deberá trabajar para conseguir el quórum y luego para aprobar el proyecto contra los “tarifazos” con mayoría simple.

Será clave el comportamiento de los gobernadores del peronismo, de los cuales varios ya bajaron el pulgar: Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Hugo Passalacqua (Misiones), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Juan Manzur (Tucumán). Sin embargo los diputados que les responden -los que los tienen, pues el rionegrino carece de legisladores nacionales- no parece que vayan a alterar demasiado su conducta, pues muchos han firmado el dictamen correspondiente.

El proyecto elaborado por Lavagna y Bossio consiste principalmente en que la suba de tarifas no pueda superar a la de los salarios, y además rebaja el IVA en las facturas del 21% al 10,5%, algo que el Gobierno no está dispuesto a conceder, por lo que la oposición podría desistir del mismo, como señal además hacia los gobernadores reacios al proyecto.

Fuente: Parlamentario.com

Agregar Comentario