Abrupta caída de la industria: la producción bajó un 8,1% en junio y ya van dos meses de contracción consecutiva

La actividad de la industria manufacturera de junio de 2018 presentó una abrupta baja de 8,1% respecto al mismo mes del año 2017, mostrando el segundo mes de caída consecutiva y acumulando una retracción del 9,4%.

Los datos más alarmantes, de acuerdo al Indec, se registraron en la refinación de petróleo que se derrumbó un sorprendente 19,9% y acumula en los primeros seis meses del año una baja del 5,6% por la menor actividad de la destilación primaria.

La industria automotriz, una de las más importantes del complejo industrial argentino, marcó una disminución del 11,8%, mientras que el resto de la industria metalmecánica lo hizo en un 10,9%.

Según datos difundidos por la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), la cantidad de unidades producidas del segmento de automóviles disminuyó un 5,7%, aunque las exportaciones medidas en unidades se incrementaron en un 82,2%.

Esto se vio muy influenciado por el crecimiento en las ventas externas de automóviles a Brasil que subieron un 40,1% en el primer semestre de 2018 y fueron responsables de la mejora en el intercambio comercial con el país vecino.

Otros datos preocupantes que llegaron a caídas de dos dígitos se vieron la alicaída industria textil (-10,8%), las sustancias y productos químicos (-10%) y los productos de caucho y plástico (-11,1%). Mejores retracciones se observaron en la industria del tabaco (-9,7%), la alimenticia (-5,4%), papel y cartón (-1,2%), el sector de edición e impresión (-4,2%) y los minerales no metálicos (-3,7%).

En concreto, el único sector que registró crecimiento fue la industria metálicas básicas, que incrementó su producción en un 9,8%, hecho que se explica fundamentalmente por el gran desempeño que tuvo el acero crudo al subir un 11,1%.

Producto de estos resultados, el 45,8% de las empresas anticipa una baja para el tercer trimestre de 2018 respecto al mismo período del año anterior y sólo el 13% espera un aumento. En consecuencia, el 70,4% de las firmas empresas no espera cambios en la dotación de personal durante el tercer trimestre de 2018, el 21% anticipa una disminución y el 8,6% prevé un aumento.

Un panorama aún más acentuado se da en cuanto a la cantidad de horas trabajadas del personal afectado al proceso productivo, donde el 27,1% de las compañías anticipa una caída contra un 9,5% que prevé un aumento.

Nuevamente, los únicos datos alentadores en cuanto a expectativas se dan en el sector exportador, dónde el 33,3% de las firmas espera una suba y sólo un 17,7% vislumbra una disminución.

 

Fuente: La Política Online

Agregar Comentario