Con sus acrobacias, un argentino se consagró campeón mundial de la pizza

La masa vuela por el aire y gira como un ovni. Va de arriba hacia abajo y pasa por entre las piernas de Ezequiel Ortigoza, un verdadero malabarista que ayer miércoles se consagró Campeón Mundial del World Pizza Games en la categoría “Acrobacia free style”, ganándole en la gran final a Francia y Brasil.

El evento se desarrolló en Las Vegas y, ante un auditorio colmado, el representante argentino ofreció un show de acrobacia y malabarismo en el que fue ovacionado a gritos por los asistentes y aplaudido por el jurado.

Ezequiel hizo parte del show de acrobacia con los ojos vendados, lo que sorprendió a todos los presentes y hasta al propio jurado. Cada truco resultó preciso, y eso generó gritos y aplausos al final, cuando se quitó las vendas de los ojos.

Ortigoza, que nada tiene que ver con el jugador de fútbol que también hace malabares pero con una pelota, es parte del equipo de la Asociación de propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas de la República Argentina (APPyCE), que llevó una delegación para este evento en el que también participaron en distintas categorías.

Agregar Comentario