Tensión en Bariloche: Volvieron las protestas mapuches

En la que ya se considera la mejor temporada turística en una década, Bariloche vive momentos de gran tensión debido al conflicto mapuche. Este martes más de 20 militantes de la comunidad Lafken Winkul Mapu cortaron la Ruta 40, a la altura del predio tomado donde el año pasado murió Rafael Nahuel durante un operativo de Prefectura Naval. Después ocuparon por la fuerza las oficinas administrativas de Parques Nacionales en el centro de la ciudad.

En la ruta hubo decenas de autos particulares con turistas y colectivos de larga distancia detenidos, y hasta se registraron casos de personas que perdieron sus enlaces con aviones y sus excursiones.

Días atrás, las autoridades de Parques habían denunciado a la Justicia Federal que integrantes del mismo grupo mapuche invadieron el Hotel Mascardi, en la misma zona del sector que mantienen ocupado. La Policía de Río Negro confirmó el ingreso cuando algunos de sus propios efectivos fueron atacados con piedras durante un patrullaje.

El gobernador de la provincia, Alberto Weretilneck, está preocupado y adjudicó los acontecimientos a Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), el grupo radicalizado que fundó hace una década el lonko Facundo Jones Huala. La ciudad alberga por estas horas a más de 30 mil personas. Sus calles comerciales y el centro de esquí Cerro Catedral se encuentran repletos de visitantes.

Los referentes del empresariado turístico local dicen no estar nerviosos todavía, pero confían en que el Gobierno Nacional o el propio Weretilneck harán lo necesario “para proteger a la gente y la temporada”. Por ahora, le indican fuentes a Clarín, “estamos atentos”.

Por su lado, el ministerio de Seguridad, conducido por Patricia Bullrich, evalúa  alternativas. Una de ellas es desalojar por completo y definitivamente el predio de Villa Mascardi. De este modo acudirían al llamado de los empresarios, que sienten necesaria una intervención más “dura” en plena temporada alta, y el de los vecinos de la zona, que vienen denunciando a su vez amenazas y la invasión de sus propiedades por parte de los mapuches.

Pero para que esto se concrete el juez federal Gustavo Villanueva deberá dar el visto bueno. Fuentes regionales que conocen el carácter del magistrado, consideran poco probable que acceda a un nuevo operativo. El 23 de noviembre de 2017, el juez ordenó el desalojo del predio de Lago Mascardi. Dos días después, falleció Nahuel cuando el grupo Albatros desarrollaba tareas de vigilancia en la parte alta de la montaña.

Por lo pronto, y como cada invierno, la policía de Río Negro reforzó la seguridad en la localidad con 200 efectivos que recorren las calles comerciales y los barrios a pie y en camionetas. El gobierno de Weretilneck estaría analizando la posibilidad de sumar más efectivos a la temporada ante el temor de nuevas acciones indígenas, que alteren el plan de sosiega de los viajeros.

Para Weretilneck no hay dudas de que detrás de esto está la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM).  “La RAM liderada por Jones Huala es un grupo de personas que reniegan del Estado argentino. Ellos están convencidos que su accionar tiene que ser ilegal, al margen de la ley, violentando la propiedad privada y pública”, dijo Weretilneck a Radio 6.

 

Agregar Comentario