Declaraciones de la esposa del médico baleado

Para la familia víctima de un violento asalto el viernes a la noche en el barrio San Ignacio, se trató de un hecho al voleo.

María José Yulita sostuvo esta mañana en Frente a Cano que los delincuentes que entraron a robar en su casa mientras su esposo Víctor Duarte estaba realizando un asado junto a amigos, “sabían lo que hacían”.

“Aprovecharon a entrar porque una de las hojas del garaje estaba abierta”, afirmó.

En tanto, dijo que se trató de malvivientes que estaban seguros, que encañonaron a su esposo y a sus dos hijos de cinco y nueve años, y que dispararon en distintas oportunidades para llevarse finalmente $7500.

“La camioneta de mi marido tenía cinco impactos; a mí me dispararon dos veces y no me hirieron porque me tiré al suelo”, contó.

Duarte recibió dos disparos, y uno de ellos le fracturó la cadera. Ahora debe hacer reposo absoluto durante 45 días y estará sin poder ejercer su profesión (es médico cirujano) entre tres y seis meses.

En tanto, Yulita cuestionó la demora de la policía en responder a su llamado. El robo fue alrededor de las 20.30 y el patrullero llegó a la vivienda de Rastreador Fournier al 3400 media hora después.

“Hace tres semanas que hay hechos nunca vistos en el barrio”, advirtió por último. (Frente a Cano)

Agregar Comentario